700 personas corren 6 kilómetros por Bruno, el pequeño que lucha contra una enfermedad rara