Los budistas podrán velar a sus difuntos hasta diez días en tanatorios o templo de culto en España