El cabecilla de la banda que agredió a José Luis Moreno queda en libertad