Consternación y dolor en el entierro de los cinco trabajadores fallecidos en el accidente de Utrera