El maquinista recibió una llamada del control de Renfe en el momento del accidente