Los vecinos de Yanguas posan desnudos para un calendario y agotan la tirada de ejemplares