El calendario de la polémica