Tras los disturbios por el toque de queda vuelve la calma a la ciudad de León