La ola de calor sigue su ruta por la península y hoy sofoca al País Vasco