El calor provoca que 28 provincias continúen en alerta