El calvario de Victoria: Okupan su casa y venden sus pertenencias