Una cámara térmica ayuda a la Guardia Civil a detener a unos narcos