La obra de Javier Vallhonrat muestra la decadencia del Pirineo Oscense