Una camerunesa cumple su sueño en España tras pasar penalidades en seis fronteras