Una campaña ha incluido burros bomberos para frenar los incendios forestales