Una campaña muestra la situación de quienes no pueden salir de casa por falta de accesibilidad