El campeón sin papeles pierde la carrera por la nacionalidad