Los canarios, en contra de las prospecciones petrolíferas autorizadas por el Gobierno