El 98% de los cánceres de piel se pueden curar si se diagnostican pronto