El 40% de los cánceres se pueden evitar con hábitos de vida saludables