De pequeño héroe a atracador suicida en Cangas de Onís