El capitán Garat reconoce limitaciones de su flotilla para frenar a los piratas