El cardenal Bertone vincula la pedofilia con la homosexualidad y no con el celibato