1.131 personas fallecieron en las carreteras españolas en 2014