La mujer que habría matado a su hijo en un hostal de Madrid tenía miedo a perder la custodia