Los carteros reales recogen ya las cartas de los niños para los Reyes Magos