Estar casado reduce el riesgo de padecer demencia a medida que envejecemos, según un estudio

Estar casado reduce el riesgo de padecer demencia a medida que envejecemos, según un estudio