Los casos de eutanasia aumentaron un 42 por ciento en 2008 en Bélgica