Cataluña estrena su impuesto a las bebidas azucaradas