¿Cuál es la principal causa de los divorcios? Sorprendentemente, no es el dinero