Cebolla, un día después de la riada histórica que inundó la localidad