La golfista Celia Barquín presentaba signos de apuñalamiento en cabeza, cuello y torso