Un centro comercial de Estambul acoge a los perros callejeros para que no pasen frío