Aquí no sortean una cesta, es un escaparate de Navidad de 500.000 euros