"Chatín": La coletilla que Arturo Fernández hizo inmortal