Un restaurante de Los Angeles presume de su mejor chef que tiene 13 años