La cibernética isla de Taiwán se vuelca en la celebración de la diosa Mazu