Al 60 por ciento de los mayores les gustaría poder trabajar más allá de los 65 años