El 72 por ciento de los casi 1.400 medicamentos autorizados en 2010 fueron genéricos