El cineasta Wim Wenders se suma a una campaña contra los abusos sexuales