Se imparten clases en la playa de Málaga para evitar ahogamientos, atragantamientos o infartos