Los clientes de un bar de Coruña pagan el viaje a Abdou, un inmigrante senegalés que no podía volar para enterrar a su madre