El clima del revés: el norte de Europa en verano, España en pleno otoño