La consejera de Economía y Hacienda de Castilla y León propone que las tiendas cobren por probarse la ropa