Los retos del coche eléctrico: los precios aún son demasiado altos y faltan puntos de recarga