Pide una copa en un bar y acaba en llamas