La colaboración vecinal permitió la detención de la presunta parricida de Almería