Una alumna denunció los abusos de Andrés Díez hace siete años