Un jurado lo declara culpable de matar a su pitbull y comérselo