Los comerciantes esperan el otoño para vender artículos de invierno